¿Y si Chris Jericho se retira de los cuadriláteros?

El canadiense pondrá en juego su carrera contra MJF.


¿Qué pasaría si Chris Jericho no vuelve a pisar un ring de All Elite Wrestling (AEW)? Según su propia promo, se dedicaría por completo a la mesa de comentarios, compartiría micrófono con Jim Ross, contaría la historia que él escribió por 31 años.


El primer campeón mundial de AEW podría colgar las botas, al menos en la empresa que ayudó a cimentar. A sus 50 años no es inverosímil pensar en un posible retiro, se iría peleando en el máximo nivel, no habría nada que reprocharle.



Le Champion apostó su carrera contra MJF como parte del feudo que terminará el próximo 5 de septiembre en All Out. El heel ha vencido a Jericho tres veces seguidas, un logro que incluso presume en su playera blanca. Si la cuarta derrota llega, será el último baile.


¿Qué pasaría si el neoyorquino de la bufanda vence a Y2J? Para empezar, consolidaría su personaje de villano al retirar a uno de los talentos más grandes que ha tenido el pro wrestling en todo lugar que pisó. Retiraría a un multicampeón mundial.



Si Jericho se retira, dejaría over a un talento que aspira a ser campeón máximo, y como pocos, tendría una lucha de despedida; un adiós anticipado que le daría la oportunidad de decir adiós frente a la gente que lo vio en WWE, New Japan Pro Wrestling y AEW.


El veterano que luchó en México, Japón, y de costa a costa en Estados Unidos, dejaría el negocio que lo vio crecer, pero tendría un digno final, aún perdiendo cuatro veces seguidas dejaría los encordados sabiendo que es el momento perfecto.



¿Qué más puede ofrecer el ser humano que en la última etapa de su carrera tiene la entrada más coreada de toda la industria? Nada más se le puede exigir a quien fue capaz de reinventarse tanto con una lista como con una chamarra de luces.


Si siguiera luchando, inventaría algo más, pero ya no tiene nada que demostrar. Si vence a MJF en Chicago, el final no dejará de estar cerca. Si el Demo God termina su carrera, no se irá del pro-wrestling, seguirá presente. Quizás será creativo, pues siempre lo fue.


Si Jericho se va, las lágrimas no faltarán, pero será un final feliz. Ya rompió las murallas y debajo del cuadrilátero, seguirá haciéndolo. Inicia la cuenta regresiva.




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo