SummerSlam 1996: La traición de traiciones a The Undertaker

Paul Bearer y el enterrador marcaron una tendencia, en SummerSlam se rompió.


Antes de las alianzas entre managers y talentos, como la épica unión de Brock Lesnar y Paul Heyman o la asociación entre Andrade Cien Almas y Zelina Vega, estuvo un dueto disparejo y tenebroso conformado por The Undertaker y Paul Bearer.


Antes de los feudos complejos y matizados como el de Velveteen Dream y Alleister Black o el prolongado y elaborado “Movimiento del Sí”, una simple y sencilla traición en SummerSlam 1996 sacudió al mundo de la lucha libre.



Después de una alianza de seis años, ese hombre diminuto de bigote marcado y un color de piel inusualmente blanco cambió de esquina y le negó la mítica urna dorada al enterrador para proceder a golpearlo con ella.


Con esto, terminó la primera etapa de la carrera de Mark Callaway, dando paso a lo que sería la más grande leyenda de la historia de los encordados. La traición de Bearer no sólo puso en la órbita al gigante favorito de Vince McMahon, fue un parteaguas narrativo.



Durante el resto de la historia, las traiciones y reencuentros han sido tendencia en cualquier feudo de amistad, siendo este el eje de las historias de la World Wrestling Federation (WWF) hasta convertirse en la World Wrestling Entertainment (WWE).


Ese punto de quiebre del entretenimiento deportivo ocurrió en la primera Boiler room Brawl Match de la historia, un concepto único y diferente que no prosperó, pues la acción se desarrolla, casi en su totalidad, tras el escenario. Lo mejor fue cuando regresó al ring.



Mankind (Mick Foley) y The Undertaker comparten una serie de combates memorables, entre los que destaca la Hell in a Cell Match en la que el luchador extremo por excelencia atravesó la estructura metálica para impactar de lleno en el cuadrilátero.


La victoria del loco de la máscara de piel es una de sus victorias más importantes hasta ese momento, pues no sólo ganó el encuentro, sino que recibió la urna del hombre muerto. Una historia sencilla hizo historia, por lo que es uno de nuestros momentos favoritos de SummerSlam. A continuación te dejamos el mítico momento de la traición de Bearer:





137 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo