SmackDown duraría hasta 3 horas para opacar a Rampage

En la guerra de los viernes todo se vale, ¿Vince McMahon tiene miedo?


La edición de SmackDown del próximo 15 de octubre, la última antes de Crown Jewel en Arabia Saudita, tendrá una duración de dos horas y media, por lo que competirá directamente con AEW Rampage por 30 minutos.


Esta será la primera vez en la que un show de World Wrestling Entertainment (WWE) se transmita simultáneamente con uno de All Elite Wrestling, lo que serviría para medir la popularidad de ambos programas de lucha libre.


¿Vince McMahon le tiene miedo a AEW?


Mike Chioda, exarbitro de WWE, declaró para AdFree Shows que Vince McMahon, dueño de la empresa, estaría tomando medidas drásticas a raíz de su preocupación por el fugaz ascenso de la competencia, liderada por Tony Khan.


“Definitivamente creo que está muy preocupado en este momento. Conozco a Vince, se preocupa. Las calificaciones de AEW están aumentando, la gente está interesada. Venden arenas. La energía en la multitud es fenomenal ahora. Pasaste de un programa a dos programas ahora. Todo el mundo habla de AEW”.

Una de las medidas de McMahon sería opacar al programa de los viernes de AEW con una transmisión simultánea del show luchistico con mejores ratings de la actualidad, pues cabe destacar que FOX ha hecho una inversión importante para la marca azul.


SmackDown podría durar hasta 3 horas


Además de la medida más reciente al respecto de SmackDown, considerando que los últimos 30 minutos del programa no tendrán cortes comerciales, Cageside Seats especuló sobre la posibilidad de quel el show azul pueda durar tres horas a partir de ahora.


“Ya se especula con que el ‘Supersized SmackDown’ podría ser una prueba para una tercera hora de SmackDown en FS1, con Dave Meltzer apuntando que no le sorprendería que este fuera el caso”.

Es pertinente mencionar que AEW Dynamite ha logrado igualar las marcas de RAW en los últimos meses, sobre todo a raíz de la llegada de figuras como Bryan Danielson, Adam Cole, CM Punk y Malakai Black.


A pesar de que SmackDown sigue siendo el “Show A”, no sólo de WWE, sino del Pro-Wrestling en general, la marca de la “W” tiene competencia seria por primera vez desde el auge de la extinta World Championship Wrestling (WCW).


Un programa adicional de tres horas le daría a WWE 75 millones de dólares adicionales en resultados brutos de explotación (OIBDA) y sumaría una ventaja más sobre su más cercano competidor en materia económica.


Los últimos movimientos de la marca azul muestran que la compañía está ocupada en mejorar su producto, o al menos está centrada en debilitar al producto contrario a partir de sus propias fortalezas.





24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo