Podría llegar el final de Triple H y NXT como lo conocemos

La marca negra y amarilla está a punto de cambiar para siempre.


El actual campeón de NXT, Karrion Kross, tiene 36 años; el penúltimo monarca, Finn Bálor, tiene 40; Adam Cole, el campeón con el reinado más largo de la marca amarilla, tiene 32; por su parte, Johnny Gargano, la cara eterna del show, tiene 33.


Parecería un dato insignificante, pero habla del enfoque de NXT desde hace unos años, pues dejó de ser un territorio de desarrollo para convertirse directamente en la tercera marca de la WWE, aunque de cualquier forma brindaba talento a SmackDown y RAW.



Es bien sabido en el mundo del pro-wrestling que Triple H es uno de los artífices creativos de esta marca; sin embargo, su camino natural la llevó a convertirse en algo distinto. En sus primeros años, las máximas estrellas iban directamente a las dos marcas principales.


Shinsuke Nakamura, Samoa Joe, Bobby Roode, Seth Rollins, Big E, Drew McIntyre y Kevin Owens son sólo algunos de los casos más representativos, hasta que Tommaso Ciampa y Johnny Gargano pusieron un ejemplo que a Vince McMahon no le gustó.



El corazón rebelde y el corazón negro se opusieron a la supuesta clausula obligatoria de que todos los talentos de NXT debían subir al main roster; se rehusaron a dejar el cuadrilatero negro, lo que dio paso a que el “terreno de desarrollo” fuera un show más.


Triple H se adaptó al formato, aceptó el reto y llegó la oportunidad de oro para mostrar la calidad de su producto: la guerra de los miércoles con All Elite Wrestling (AEW) Dynamite; sin embargo, la empresa de Tony Khan aplastó al “bebé” del asesino cerebral.



De forma unánime, el público amante de la lucha libre reconoce a NXT como uno de los mejores espectáculos del mundo; sin embargo, su reparto no cuenta con el impacto mediático de superestrellas como Chris Jericho, Jon Moxley o Kenny Omega.


El fracaso de la marca amarilla despertó el enojo del señor McMahon, interviniendo cada vez más en las decisiones creativas, sacándola de Survivor Series 2020 y ahora, según Wrestling Observer, tomaría el control completo del programa.



Este cambio relegaría a Paul Levesque del mando absoluto, dando pie a un nuevo formato, regresando así a ser un espacio de formación de talentos, dejando en el limbo a los actuales miembros del roster, siendo que algunos ya fueron rescindidos de su contrato.


El mandamás de WWE haría dos cambios mayúsculos; fiel a su estilo, dejaría de contratar talentos “bajitos” y se centraría en prospectos menores de 30 años. Por eso es importante recordar la edad de las últimas estrellas de NXT.



Si la información del medio de Dave Meltzer está en lo correcto, podríamos estar presenciando los últimos meses del NXT que nos entregó luchas que causaron revuelo, se convirtió en el favorito del público y dejó momentos que pasarán a la historia.


Como ejemplo está la antológica lucha de 5 estrellas entre Gargano y Andrade Cien Almas en el Takeover:Philadelphia por el campeonato máximo, la cual podrás ver completamente gratis y con la narración de Mauro Ranallo a continuación:






113 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo