NXT Halloween Havoc: Al final, quizás sí hay esperanza

Si hace seis meses te dijeran que Mandy Rose sería campeona de NXT, ¿qué hubieras dicho?


En Royal Rumble 2020, el penúltimo pay-per-view antes de la pandemia del COVID-19, Mandy Rose era salvada en la batalla real por un personaje cómico llamado Otis, quien se acostó en el suelo para evitar que fuera eliminada.


Sonriente, esperó unos minutos más para ser expulsada del combate. Su papel era el interés romántico de un personaje de media cartelera. Un año y medio después, Mandy Rose es campeona femenina de NXT tras vencer a Raquel González.


Esto es el nuevo NXT, este es el rumbo que está tomando el territorio de desarrollo de World Wrestling Entertainment (WWE), por lo que quizás sí hay esperanza con este nuevo concepto, pero queda la sensación de que esto no tendrá un final feliz.


Mandy Rose: Las inconsistencias de Vince McMahon

El colorido NXT nació con la promesa de desarrollar a los talentos jóvenes, incluso Vince McMahon no detuvo la salida de Adam Cole para continuar con su visión. Acto seguido, Mandy Rose, de 31 años, lidera la división femenina de la marca.


En abril de 2021, WWE celebró que su división de mujeres tenía a rostros nuevos como monarcas absolutas, tales como Bianca Belair, Rhea Ripley y la propia Raquel; sin embargo, ahora las campeonas volvieron a ser los nombres clásicos de McMahon.


Aunque cabe destacar que la excompañera de Sonya Deville es la cabeza de una facción joven que puede tener futuro en el main roster, pues Gigi Dolin y Jacy Jayne tienen pinta de futuras campeonas femeninas o las sucesoras de las Four Horsewomen.


¿Cuál es el objetivo del nuevo NXT?

Mientras que la marca amarilla, bajo el liderazgo de Triple H, era un producto independiente sin miras a un posible ascenso a SmackDown o RAW, el nuevo concepto parece tener claro que el objetivo final es llegar a las marcas principales.


Cada resultado del día de ayer tiene más futuro en el territorio principal que en el de desarrollo. A algunos talentos como Bron Breakker aún les falta consolidarse para finalmente ser campeón de NXT y eventualmente ser un powerhouse de respeto.


Frente a Tommaso Ciampa, vigente monarca, lució bien con movidas no propias de un luchador de su talla, hizo sufrir al veterano y dio un combate decente en su primera defensa titular. Eventualmente ascenderá, pero aún no es el momento.


NXT desarrollando a un nuevo miembro de la legión de The Rock

En un show que incluía segmentos con Johnny Gargano, LA Knight, Roderick Strong o Dexter Lumis, una persona destacó, tuvo un reflector gigante aún sin tener participación en la empresa: Solo Sikoa.


¿Quién? Hermano menor de los Uso y, por lo tanto, primo del campeón universal Roman Reigns y miembro automático de la dinastía samoana de The Rock y Rikishi. Con el nombre y el legado, Sikoa estará poco tiempo en el territorio de desarrollo.


Por otro lado, Imperium, nuevos campeones en parejas de NXT, parecen no tener futuro en otro lado. Walter está desaparecido y el avance de esta facción se da por partes y sin un plan establecido. Por su parte, MSK podría hacer su debut en SmackDown pronto.

En el nuevo NXT brillan las nuevas estrellas, mientras poco a poco se apagan los caciques de la vieja guardia. Por ahora, le abren paso a quienes serán los héroes del mañana, pero pronto no serán más que los protagonistas del olvido.


Quizás sí hay esperanza en el NXT 2.0, probablemente a costa de quienes crearon un producto autosustentable y querido. Con luchas interesantes, spots atrevidos y un bookeo clásico, el futuro podría ser no tan oscuro. El tiempo lo dirá.

32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo