Las seleccionadas nacionales salieron de Kabul con apoyo del gobierno

El equipo afgano se creó en el 2007 en un país donde que las mujeres practicasen deporte era visto como un acto político de desafío contra los talibanes.


Setenta y cinco deportistas de élite afganas, amenazadas por la toma del poder en su país por los talibanes, fueron evacuadas por el gobierno australiano, anunció este martes el sindicato de jugadores profesionales de fútbol, FIFPro. El sindicato internacional de futbolistas FIFPRO dio las gracias al gobierno de Australia por hacer posible la salida de las jugadoras.




“Les agradecemos que hayan evacuado a un gran número de futbolistas y atletas de Afganistán. Estas jóvenes, como deportistas y activistas, estaban en peligro”, se declaró en un comunicado.

Khalida Popal, excapitana de la selección afgana, que participó en la evacuación de las deportistas, declaró que algunas de ellas habían sido golpeadas y habían escuchado disparos mientras huían. Popal forma parte del equipo de abogados y asesores de FIFPRO que han trabajado con las autoridades de seis países, incluyendo Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña, para que deportistas y sus familias entren en listas y vuelos de evacuación a lugares con mayor seguridad.


Los deportes se consideraban una distracción que alejaba a los atletas de sus deberes religiosos, y por tanto estaban controlados por los talibanes. Las mujeres no tenían derecho a participar.

"Las mujeres futbolistas han sido valientes y fuertes en un momento de crisis y esperamos que tengan una vida mejor fuera de Afganistán", afirmó Popal.




26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo