Fin al destierro para ‘El Principito’ Griezmann

El Atlético entrega de nuevo indumentaria rojiblanca al francés, tras un acuerdo para su cesión.

El recuerdo de la última época de mayor altitud para Antoine, fue alrededor de 2019, año en se medía sin cuestión alguna, a la estricta comparativa entre lo mejor en delantera, a nivel mundial, y previo a esa decisión que marcó un antes y después en el francés: cambio de colores a defender, su intercambio al Barcelona.

Irónicamente, hoy los titulares contienen la noticia del regreso del 'hijo pródigo' al Atlético de Madrid, club que le permitió ser la estrella por cinco años, otorgándole la dorsal '7' y un proyecto, plantel y estilo de juego que giraron, gran parte del tiempo, en torno a las capacidades de Griezmann.

Ahora el regreso se simplifica a un comunicado en Twitter, de la misma forma en que anunció su salida de los colchoneros, en mayo de hace dos años.

El tiempo ha transcurrido, y en un recorrido de lo ganado y perdido con el equipo catalán, se extiende una opinión general respecto a qué tanto cambió el rendimiento, efectividad y fluidez con que Antoine ingresó al Barcelona.

Independiente de llegar a los 100 partidos con los de Koemann, las expectativas fueron casi nulas, al tratarse de un paso crucial y decisivo al que, más allá de Antoine, se le apostaba públicamente, para completar los estragos de un Barcelona 'fragmentado'.

Sea por relucir el hecho de que existen jugadores que son pieza única a encajar en escuadras específicas, o en mención de un reverso para ciertos clubs, cuya función es arropar a un tipo de futbolista que vaya siempre amoldado a su institución, el episodio 'imposible' del francés, fuera del Atleti, cuenta con la polémica suficiente de firmar su regreso.


Sin dar importancia a factores externos que contribuyeron a la falta de oportunidades que Griezmann tuvo en el Barça: la coincidencia de toparse frente a una crisis económica y táctica de los culés, algo que a la par, remarca la precipitación de salir con rapidez a lo que tenía con los madrileños, incluso por impulso de querer escalar, con rapidez, más retos de los que ya se juntaban en su vitrina ganadora, luego del mundial.

Con movimientos que han construído un cambio significativo en el Atleti, desde la última vez que 'El Principito' formó parte de la entidad a cargo de Simeone, el reencuentro se posibilitó a modo de préstamo, con los blaugranas cediendo a uno de los fichajes más caros, a 120 millones euros.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo